Latin quote of the day

martes, 29 de abril de 2014

Thujas de semilla: pequeñas/grandes transformaciones


Hola amigos. 

Hoy vamos a dar un repaso a la evolución de las Thujas de semilla que llevo trabajando mas de 4 años.

Las había dejado crecer desde el último trabajo que os mostré, en julio de 2013, y habían crecido bastante. Era necesaria una poda para seguir formando la ramificación, y en algunos casos, eliminar ramas de engorde para terminar de definir el movimiento del tronco. Este año he pensado en trasplantarlas a tiestos de bonsái, donde limitar el fuerte crecimiento y centrarme en densificar la copa. Os muestro a continuación la nueva imagen que lucen a día de hoy.

Esta primera tan solo ha necesitado un poco de alambre para colocar las ramas secundarias y la he colocado en una maceta de calidad, de Hattori:




Con esta segunda se hacía necesario realizar una sustitución del ápice, para seguir mejorando la conicidad del tronco. El ápice original se ha transformado en un ten-jin, y la rama principal en un pequeño jin . Como maceta he elegido una de María José González.



A la tercera, que como podéis observar en la imagen anterior al trabajo, le hacía falta una buena poda, la he podado mucho para reducir su tamaño. Un ajuste en las ramificación con alambre de cobre y como maceta nueva, una tokoname ovalada. En una próxima intervención le iré ampliando el shari, subiéndolo por la continuación del tronco.






La cuarta ha sufrido una transformación mayor. El ápice creció mucho y lo he podado, dejando un ten-jin con mucho movimiento. La rama principal la he dividido aprovechando una subrama como nueva rama principal y la otra ha sido levantada para formar el nuevo ápice. También la he inclinado más hacia la derecha. 

He utilizado una maceta muy dramática y original de María José González.



Y la quinta y última ha sido transformada de Moyogi en Semicascada. He comprimido las curvas del tronco con ayuda de dos tensores, he inclinado mucho el tronco hacia la izquierda y he eliminado la parte más gruesa de la rama principal, recolocando todas las otras ramas para continuar con su transformación. He utilizado una original maceta japonesa que imita la textura de la caña de bambú.




Ya os comenté que mi intención era formar pequeños bonsái de Thuja desde semilla, y de momento el camino está medio recorrido. Ahora espero ir compactándolas con un ritmo de crecimiento más sosegado. La Thuja es una especie muy fuerte y si le ponemos mucha tierra rápidamente alargan las ramas y se descontrolan. Todo este año próximo las iré pinzando repetidamente para aumentar la ramificación y veremos como evolucionan.

Para despedirme, una foto del grupo de mames de Thuja:



Un saludo.

Juan Antonio Pérez.





lunes, 21 de abril de 2014

Primer modelado de un Juniperus communis

Hola amigos,

de nuevo con vosotros para mostraros el primer modelado que le he realizado a un Enebro común (Juniperus communis).

La planta en cuestión llevaba más de 3 años en maceta, y aunque había empezado a brotar ya, me decidí a realizarle el primer modelado. Este es su aspecto antes de comenzar el trabajo:


Lo más llamativo de esta planta es la madera muerta que presenta en la base, y lo menos atractivo la continuación recta del tronco y la presencia de verde solo en las puntas de las ramas, que se encuentran muy desordenadas.


 Presentaba un par de tocones que había que trabajar, y definir bien el recorrido de la vena viva, para decidir el posible frente. 


Un detalle del tocón muerto de la base. El principal problema era que ocultaba el nacimiento de la vena viva desde uno de los posibles frentes, así que había que rebajarlo mucho.


Uno de los puntos de valor de este ejemplar era la madera seca, algunos de cuyos jines naturales estaban algo deteriorados, por lo que habría que sanearlos antes de aplicar el polisulfuro.


Levantando la planta la imagen que se muestra es mucho más sugerente, por lo que se hacía necesario un trasplante. Por lo avanzado de la brotación sería un trasplante suave, sin tocar apenas las raíces.


Me dediqué en primer lugar a limpiar la vena viva para delimitarla, y a limpiar la madera muerta existente. Con ayuda de las tenazas parte troncos, eliminé gran parte del tocón de la base y reduje el tocón apical, creando un shari en esa zona. Después dremel y cepillos metálicos y de nylon. Una vez limpio y trasplantado, había que pensar en la colocación de las ramas. La imagen muestra ya una reducción de ramas mal situadas y secas, justo antes del alambrado suave que me disponía a realizar.


Desde este frente el movimiento general de tronco es atractivo, pero la vena viva casi no se aprecia de momento. Conforme vaya engrosando se hará más patente, pero ahora solo se intuye.


Un detalle de los jines limpios:


Por este frente se muestra una zona muy interesante en la base, donde el corazón del tronco se había podrido, mostrándose zonas con mucha textura, pequeños huecos, y sobre todo, una vena viva más gruesa y con conicidad. El inconveniente de este frente es que el resto de la copa se desplaza hacia la espalda, algo subsanable con el modelado de las ramas.


Un detalle del tronco ahuecado y de los jines vistos desde este frente:


La vena viva está perfectamente delimitada, y salvo en algunas zonas de la copa, donde se puede ampliar el shari, es una vena viva muy sana.

Y ya solo quedaba poner un poco de alambre, siendo cuidadoso en no realizar grandes torsiones. En esta época, los tejidos están muy tiernos, la savia ha comenzado a circular, y cualquier mala intervención puede acarrear la muerte de una rama. Tan solo me limité a colocar cuidadosamente las ramas en una posición que permitiera su buena iluminación, redistribuyendo las subramas en abanico y dando un poco de movimiento. Nada drástico, ninguna torsión exagerada, salvo el nacimiento de una de las ramas apicales.

Dejé incluso ramas de más. Si observáis la imagen inferior podréis apreciar que parece que existen dos ramas apicales, y es así. Mi idea de futuro es eliminar la parte alta y las ramas que ahora se han doblado, y formar la continuación del tronco con la primera rama, que presenta más conicidad, aunque de momento pocas ramas secundarias que permitan modelar una copa apropiada. Es un primer modelado y ahora prevalece la salud del árbol.


Esta imagen es para mí más interesante, aunque de momento se ha modelado para que pueda utilizarse cualquiera de los dos. Me gusta más la parte baja del tronco, y pensando en la continuación del tronco que antes comenté, se reduciría gran parte del plano shari y la copa quedaría mejor situada respecto a la base.


Y para terminar por hoy, dos imágenes de detalle de la parte inferior de este Enebro:


Y de la copa con el modelado realizado:


Un buen régimen de abonado y de momento, colocación a la semi-sombra durante 15 días. Conforme vaya evolucionando la brotación, podremos colocarlo a pleno sol, y a centrarse en fortalecerlo para el siguiente modelado.

Un saludo.

Juan Antonio Pérez.

domingo, 13 de abril de 2014

Continuamos con la encina RECIO, la despreciada

Hola amigos.
Disculpad la desconexión, pero por diversos motivos no he podido estar en contacto con vosotros.
Ahora, de vacaciones, y con un poco más de tiempo, toca retomar el blog, y en esta ocasión, con el repaso a una encina que los que seguís el blog conocéis. RECIO. Podéis consultar 5 entradas anteriores pinchando en la etiqueta "encinas".
Un par de fotos de recuerdo, recién adquirida al amigo José Manuel Salmerón, y transportándola a mi casa nueva hace ya casi 6 años.

Estuve a punto de desprenderme de ella hace casi un año, pero la cosa no fraguó y sigue conmigo. Es un ejemplar de gran porte, y el año pasado la trasplanté eliminando los restos de tierra de campo que aún tenía. Está micorrizada con Pisolithus tinctorius:
  


Entre otras vicisitudes he tenido que formatear el ordenador y he perdido todas las imágenes del antes de los trabajos que le he realizado, pero me queda una antes del trabajo y otra del árbol a medio alambrar:




Y aquí el trabajo terminado. ¡Muchos metros de alambre después!



Sin la ayuda de Raúl y Sergio, en la imagen, dos de mis alumnos de la escuela, casi no puedo moverla. Es un mostranco muy pesado. Pero aprovechando las clases de los sábados, la pudimos mover sin dificultad.


El trabajo básicamente ha consistido en eliminar hojas traseras, acortar y sustituir ramas, alambrar por completo y reposicionar ramas. Poco a poco va ganando en madurez la copa, y quedan pocos alambrados por hacer. Me gusta hacerlos ahora, antes de que empiece a brotar, y en breve, una gran cantidad de nuevos brotes se comenzarán a desarrollar. En ese momento hay que estar muy atento para ir pinzando en tierno, y así evitar que alarguen mucho los entrenudos. Es un árbol muy fuerte, y responde muy bien a estos trabajos.
Unas cuantas vistas alrededor de esta encina centenaria:






 Otro de los trabajos que he realizado esta temporada ha sido descubrir más el nebari, dejando a la vista el hueco que hay entre las raíces. Ya os conté que toda la parte de la derecha estaba seca por la poda drástica que se le realizó al recuperarla, pero el interior de esa parte del tronco está viva. Es una base muy sugerente y acorde con el trabajo de madera que se le realizó al tronco.

Y eso es todo, ya os subiré fotos del trabajo de pinzado de los brotes.

Un saludo.

Juan Antonio Pérez González

Anuncios

Astronomy Picture of the Day

National Geographic POD